Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, almacenar su carrito de la compra y mostrarle sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de privacidad

×

Metodología ágil

Scrum es un proceso de metodología ágil en el que se aplican de manera regular un conjunto de buenas prácticas para trabajar colaborativamente, en equipo, y obtener el mejor resultado posible de un proyecto. Estas prácticas se apoyan unas a otras y su selección tiene origen en un estudio de la manera de trabajar de equipos altamente productivos como el nuestro.

 

Flexibilidad en el proceso y las definiciones de los productos

Permite que el equipo de desarrollo se adapte a los cambios y se beneficie de ellos en favor del cliente.

 

Realimentación continua con el cliente

Cada periodo corto el cliente recibe entregables de valor, lo que permite ver los constantes avances para poder realizar correciones no traumáticas.

 

Interacción constante

Importante a la hora de dar tranquilidad al cliente sobre los avances del producto que recibirá (debido a que el producto se va analizando a medida que avanza).

 

Calidad mejorada

Cada interacción, proporciona la funcionalidad suficiente como para satisfacer las expectativas del cliente con una alta calidad. La calidad es integral al proceso, y no añadida.

 

Cuando los proyectos no están claramente definidos

Los requisitos del cliente se van clarificando a medida que el proyecto va avanzando, lo que permite la fácil adaptación del desarrollo.

 

Interacción y Comunicación

La interacción entre los diferentes participantes es clave, por lo que propicia la coordinación de los equipos, y logra mayores niveles de integración.

Cada momento es de oro para los que lo saben ver como tal.

Innovación, interacción, flexibilidad y rapidez

El marco de trabajo ágil que aplicamos nos aporta mayor flexibilidad, retroalimentación de la calidad, eficacia y rapidez, reduciendo el margen de error y los riesgos de todos nuestros proyectos.

Nuestra metodología nos permite mejorar la eficiencia en la producción y la calidad de los productos finales, tener la capacidad de respuesta al cambio en los productos y sus definiciones, y brindar la mayor satisfacción posible a nuestros clientes, a través de la entrega temprana y la retroalimentación continua durante la construcción del producto.